PISTOLAS DE PINTAR

Pistolas de pintar para pintarlo todo

Las pistolas de pintar son unas herramientas mágicas que el Universo ha puesto a disposición del ser humano para que nos sintamos dioses y queramos pintar todo, y cuando digo todo, es todo.

Una vez que las pruebes se te ocurrirán mil cosas que querrás pintar sólo por el hecho de utilizarla y es que, aunque no lo parezca, crea adicción.

En términos generales, las pistolas de pintar son máquinas pensadas para pulverizar pintura y recubrir cualquier superficie de forma uniforme y con un acabado perfecto.

Hasta aquí, sencillo, pero existen una gran variedad de máquinas y tenemos en el mercado productos para profesionales y para usuarios domésticos, aunque muchas veces, las pistolas de pintar para aficionados tienen poco que envidiar a las profesionales.

Tanto si lo que quieres es pintar paredes, techos, puertas, sillas o cualquier otra cosa, la pistola para pintar será la herramienta más preciada y una alternativa a la brocha y el rodillo.

La pistola de pintura tiene algunas ventajas respecto a la brocha y el rodillo.

Ventajas de las pistolas para pintar vs. brochas y rodillos

  1. Velocidad de Trabajo: Las pistolas pulverizadoras son hasta cuatro veces más rápidas que los rodillos convencionales por lo que, para superficies muy grandes, el ahorro de tiempo es importante. Pero no pienses que es sólo por la velocidad de aplicación ya que, gracias a ella, eliminaras las operaciones de mojar el rodillo y eliminar la pintura sobrante, dedicándote sólo a pintar.
  2. Cobertura: Con una sola aplicación de la pintura, lograrás obtener una cobertura muy uniforme y un acabado profesional. Te olvidarás de aplicar una capa, esperar al secado y volver a aplicar otra capa ya que el secado de la capa tan fina será prácticamente inmediato.
  3. Acabado: Con la utilización de una pistola para pintar llegarás perfectamente a zonas irregulares o de difícil acceso como esquinas y cantos… Y todo ello en una sola aplicación.
  4. Limpieza: Gracias a la precisión de las pistolas de pintura, con un poco de práctica, tu trabajo será limpio y estará controlado en poco tiempo.
  5. Ahorro: Utilizarás menos pintura que con métodos tradidionales para cubrir la misma superficie.
  6. Diversión: Como he comentado un poco más arriba, cuando pruebes a pintar con una pistola de pintura, no querrás parar y tu trabajo se convertirá en diversión.

Como hemos comentado, las pistolas de pintura se utilizan para pulverizar la pintura. Pero, seguro que te surgen muchas preguntas antes de decidirte.

Las pistolas no son herramientas difíciles de usar, aunque necesitarás, como en todo, un poco de práctica.

En esta página intento darte las claves para que tu experiencia con estas herramientas sea satisfactoria y respondo preguntas como:

Si estás leyendo esto es que, probablemente, hayas pintado alguna vez y seguramente lo hayas hecho de forma tradicional, es decir, utilizando brocha o rodillo.

Por suerte, desde la primera pistola que vio la luz en 1919, han pasado muchas cosas en el mundo del bricolaje y las pistolas para pintar han evolucionado muchísimo, haciéndose más compactas y ligeras, controlando el flujo a la perfección para evitar el overspray y mejorando los componentes para que se puedan usar en cualquier superficie y prácticamente con cualquier  tipo de pintura.

Pero, ¿es sencillo pintar con pistola?. Te respondo rápidamente, pero te acosenjo leer la sección “Cómo se usa una pistola de pintura”.

Lo primero que tienes que saber es que existen varios tipos de pistolas de pintar, pero nos centraremos en dos: las pistolas eléctricas y las de aire comprimido.

Independientemente de la pistola que tengas o elijas, lee las instrucciones antes de ponerte con ella. Esto tendrás que hacerlo sólo una vez, pero conocer la máquina de la que dispones, te será de gran ayuda y sabrás qué tipo de pintura puedes usar, y la cantidad y densidad de la misma.

Una vez tengas claros esos aspectos, podrás comenzar a pintar.

Protege la zona de la misma forma que lo harías si fueses a utilizar brocha o rodillo, quizá con una cobertura un poco más amplia por si acaso.

Protégete con una mascarilla y gafas y, además, te recomiendo que utilices guantes finos.

Cuando utilices la pistola, sitúala a unos 25cm de la pared o elemento a pintar y mueve la pistola de forma constante y regular, sin detenerte en ninguna zona. Si quieres saber más, sisita: “Cómo usar una pistola de pintar

Gracias a esta tecnología, las capas de pintura son muy finas y no gotean, no “descuelgan” y cubres muy bien la superficie con poca pintura.

Las pistolas para pintar, permiten cubrir sin ningún problema superficies y objetos de formas especiales que resultan difíciles de pintar con otras técnicas como pueden ser radiadores, muebles, persianas, puertas, etc.

La pistola de pintura te permitirá ahorrar tiempo y trabajo siempre que conozcas tu herramienta y la forma de utilizarla.

Pero no te entretengo más, busca en el menú la sección que más te interese para aprender de estas magníficas herramientas o, si ya lo tienes claro, échale un vistazo a los modelos que hemos analizado y te proponemos en la sección “todas las pistolas de pintura”.

¡Que te diviertas!

[Total: 0   Promedio: 0/5]