6 ERRORES COMUNES AL USAR UNA PISTOLA DE PINTURA

Errores frecuentes a la hora de utilizar una pistola para pintar

1. NO PROTEGERTE

Aunque hayas visto vídeos en los que un tipo se pone a pintar sin ningún tipo de protección en los ojos, en la ropa, sin mascarilla… no creas que puedes prescindir de estos elementos. Sencillamente, son obligatorios. En cuanto hagas la primera prueba te darás cuenta de lo que hablo.

Estos elementos son baratos y puedes comprarlos junto a tu pistola de pintura por un pequeño, pero imprescindible, coste adicional aunque si pintas en el exterior los vecinos te miren raro.

Ojo, las mascarillas de los chinos no sirven para nada, de verdad, lo comprobarás si las usas porque, cuando te suenes la nariz, verás el precioso color de tu pintura. Las gotas son tan finas que traspasan sin problema el tejido de las mascarillas malas.

La solución de las mascarillas es sencilla, compra una buena, que no son caras.

 

2. MEZCLA

Es fundamental que realices bien la mezcla de la pintura con el diluyente si es que vas a utilizar estos productos. La pintura no tiene que salir a borbotones sino que tiene que salir fina. La mezcla tiene que ser homogénea y sin grumos. Además, utiliza una pintura de calidad, ya que, en otro caso, te verás obligado a cubrir la superficie con varias capas, lo que te hará trabajar (y gastar) más.

 

3. CANTIDAD DE PINTURA

Es mejor dar dos capas finas que pasarte ya que se pueden generar chorretones o porque tendrás que esperar más tiempo a que se seque la primera capa si te has pasado de cantidad. Además, evitarás el efecto “piel de naranja” que hará que, por exceso de pintura, la superficie se agriete y la pintura se quede bombeada en alguna zona.

 

4. PRUEBAS

Cuando te digo que hagas pruebas en otra superficie antes de pintar en la superficie definitiva te digo precisamente eso. Las pruebas son obligatorias si no dominas todavía la técnica y, como te digo, en otra superficie.

Puedes pensar que es mejor hacer las pruebas en la superficie definitiva porque, total, vas a pintar luego encima. Como dice el anuncio de los seguros… ¡Erroooor!

Prueba en una tabla o en la misma superficie cubierta con papel de periódico. Si pintas directamente en la superficie final, estarás recargando la zona y, cuando hagas las pasadas reales, esa zona donde has probado quedará, como poco, diferente que el resto.

Prueba con los periódicos, con un cartón grande o con una tabla.

 

5. VENTILACIÓN

Si estás en el exterior, el problema será menor pero si estás en interior, tienes que tener en cuenta que cuanta más ventilación más polvo de pintura por toda la casa. Si hay ventana en la estancia, déjala abierta para que ventile por ahí, pero cierra la puerta que dé al resto de la casa porque, cuanta más ventilación más polvo por la casa.

 Puedes utilizar plástico para cubrir los huecos de las puertas sin cerrarlas, protegerte bien con mascarilla y, cuando termines de pintar, deja que ese polvillo se asiente y luego limpia con cuidado.

 Si estás en el exterior, no habrá tanto problema con esto pero, aun así, asegúrate de cubrir objetos cercanos de la zona por si el aire se lleva algo de pintura a ellos.

 

6. PAPELES DE PROTECCIÓN

Algo que muchos no tienen en cuenta es que la pistola o el compresor sueltan una corriente de aire. Si no has fijado bien los elementos de protección para no pasarte de la zona que quieres pintar, se levantarán por esta corriente de aire y tendrás problemas, así que asegúrate de fijarlos bien por todos los lados.

[Total:1    Promedio:5/5]